Aspectos metodológicos

El diseño muestral de la encuesta FESAL-2008 fue probabilístico, estratificado por departamento y multietápico, utilizando una metodología muy similar a la utilizada en las encuestas FESAL-98 y FESAL-2002/03.

La selección de la muestra de FESAL-2008 se realizó en tres etapas. La primera consistió en seleccionar en forma aleatoria los segmentos censales de cada departamento, para la realización de las entrevistas. La selección se realizó aplicando sistemáticamente un intervalo de muestreo a partir de un arranque aleatorio, con una probabilidad de selección proporcional al número de viviendas existentes en cada segmento del marco muestral utilizado para los Censos Nacionales VI de Población y V de Vivienda de El Salvador, levantados en mayo de 2007.

La segunda etapa consistió en seleccionar 35 viviendas en forma aleatoria dentro de cada segmento censal (después de actualizar la cartografía), con el fin de asegurar que todas las viviendas de cada segmento tuvieran igual probabilidad de selección. Para ello se seleccionó al azar una vivienda de partida entre la número 1 y "n", siendo "n" el número total de viviendas del segmento, para iniciar las visitas y entrevistas hasta completar las 35 viviendas.

La tercera etapa consistió en seleccionar en forma aleatoria a una mujer en edad fértil (MEF) de 15 a 49 años de edad en cada vivienda. La probabilidad de selección de la mujer elegible para entrevista, fue inversamente proporcional al número de MEF's en la vivienda. Para ciertos indicadores de salud en la niñez también se seleccionó en forma similar a un(a) niño(a) menor de 5 años. Para compensar las probabilidades desiguales de selección de cada una de las etapas, se aplicó factores de ponderación para obtener estimaciones representativas de los universos de análisis: Viviendas, mujeres y niños(as) de El Salvador.

Cabe mencionar que el enfoque y fuente de información de FESAL-2008 son las MEF’s y sus hijos(as) y que los resultados no necesariamente reflejan las situaciones de las niñas y niños que no tienen o no viven con sus madres biológicas respectivas. En cuanto a las viviendas, en términos generales se espera que las características socioeconómicas de las viviendas donde hay MEF’s, sean muy similares a las características de las viviendas sin MEF’s.

 

 

« capitulo anterior | índice | portada »