Características Generales

De acuerdo con los resultados de las encuestas FESAL-2002/03 y FESAL-2008, en los 5 últimos años se observan mejorías en cuanto a la tenencia de bienes y servicios en la vivienda, que pueden influir en las condiciones de salud, así como en las comunicaciones, donde se destaca el incremento de un 20 por ciento en la tenencia de agua intradomiciliar y del 11 por ciento en la tenencia de inodoro en el área rural. En cuanto a la eliminación de excretas, cabe aclarar que a nivel de país, aún existe un 5 por ciento de viviendas que no cuentan con ningún tipo de servicio sanitario.

A partir de FESAL-2002/03 se incluyó el indicador de servicio continuo de agua intradomiciliar, que se define como el hogar donde reciben agua por cañería los 7 días de la semana con 4 ó más horas diarias. Este indicador subió 7 puntos porcentuales a nivel de país, fue mínimo el incremento en el área urbana, pero en el área rural subió 14 puntos porcentuales. En la Gráfica 2 se observa que para 2008, solamente los departamentos de San Salvador y Chalatenango reciben servicio continuo de agua intradomiciliar arriba del 60 por ciento. Según región de salud, el porcentaje varía de un 37 ó 38 por ciento en las regiones Paracentral y Oriental, a un 69 por ciento en la región Metropolitana.

Los resultados de FESAL-2008 indican que en el 36.7 por ciento de los hogares la jefatura recae en las mujeres, cifra que asciende del 32.2 por ciento en el área rural al 40.3 por ciento en la urbana, varía de un 33 por ciento en la región Occidental a un 40 por ciento en la Metropolitana y de un 30 por ciento en el departamento de Sonsonate a un 42 por ciento en Cabañas. Los datos también indican que al menos uno de cada 5 hogares recibe remesas familiares, con variación mínima por área de residencia, pero se perciben diferencias por departamento. En la Gráfica 3 se aprecia que Cabañas y La Unión son los departamentos con porcentaje mayor de hogares que reciben remesas familiares.

Se encontró que en los últimos 5 años, el porcentaje de mujeres separadas, viudas o divorciadas subió 4 puntos porcentuales, tanto en el área urbana como en la rural. El porcentaje con 1 ó 2 hijos(as) vivos(as) al momento de la entrevista subió alrededor de 3 puntos porcentuales y el grupo con 4 ó más bajó en esa proporción. Con respecto al nivel educativo, el grupo de mujeres sin educación formal descendió 2.6 puntos porcentuales, en cambio, el grupo con 10 ó más años de escolaridad ascendió 4 puntos. Aún con esta mejoría, en la Gráfica 4 se observa que el porcentaje de mujeres sin educación formal del área rural casi triplica el porcentaje del área urbana. Al contrario, el porcentaje de mujeres del área urbana con 10 ó más años de escolaridad, triplica el porcentaje del área rural.

 

« capitulo anterior | índice | capitulo siguiente »