Mortalidad infantil y en la niñez

Tendencias de la mortalidad

La tasa de mortalidad infantil estimada por FESAL-2002/03 es de 24.6 defunciones por mil nacidos(as) vivos(as). Esta tasa refleja un descenso de alrededor del 55 por ciento de la estimada en FESAL-88, que era de 54 por mil. El descenso obedece sobre todo a la disminución en la mortalidad postneonatal, la cual bajó dos tercios, al pasar de 34 a 11.5 por mil. La mortalidad neonatal bajó un tercio (de 20 a 13.1 por mil). En la Gráfica 33 también se puede apreciar que en los últimos 15 años, para el total de menores de 5 años, la tasa de mortalidad ha disminuido un 55 por ciento, pasando de 68 a 30.5 por mil.

Entre FESAL-98 y FESAL-2002/03, el descenso de la mortalidad infantil ocurrió principalmente en el área rural, pasando de 41 a 24.4 por mil, llegando en el período 1997-2002, a presentar el mismo nivel estimado para el área urbana (24.8 por mil). Sin embargo, a pesar de estos descensos, la tasa de mortalidad infantil de El Salvador resulta ser más que el doble de la estimada al nivel nacional para Costa Rica (10.3 por mil).

 

Diferenciales de la mortalidad

La mortalidad infantil y la total en menores de 5 años resultaron ser alrededor del 15 por ciento mayor entre los niños que entre las niñas. De acuerdo a la edad al momento de la defunción, este porcentaje asciende a 34 por ciento en la mortalidad neonatal, lo que indica que murieron 3 niños por cada 2 niñas antes de cumplir el primer mes de vida. Al contrario, en la mortalidad postneonatal murieron más niñas que niños, pero en una proporción menor (14 por ciento). El diferencial por sexo vuelve a ser mayor para los niños en la mortalidad de 1 a 4 años, donde se puede mencionar que mueren 5 niños por cada 4 niñas.

La mortalidad en la niñez (1 a 4 años) se ve claramente asociada al nivel socioeconómico de la vivienda, ya que la estimada para el nivel socioeconómico bajo es más que 3 veces mayor que la estimada para el nivel alto (8.8 contra 2.7 por mil).

La mortalidad infantil (0 a 11 meses) está fuertemente asociada al espacio intergenésico, a la edad de la madre al momento del parto y a la paridad previa. Los(las) niños(as) que tienen las menores tasas de mortalidad infantil son los y las que nacen con intervalos intergenésicos de 24 a 35 meses (16 por mil), cuando los nacimientos son del primero al tercer orden, o cuando las madres tienen entre 20 y 39 años de edad (20 a 22 por mil). En la Gráfica 34 se muestra que en cambio, los(las) niños(as) que nacen con intervalos intergenésicos menores de 24 meses, cuando los nacimientos son del séptimo o mayor orden, o cuando las madres tienen de 40 a 49 años de edad, tienen las tasas más altas de mortalidad infantil (36, 52 y 97 por mil, respectivamente).

El 53 por ciento de las muertes infantiles identificadas en el período 1997-2002 ocurrieron en el período neonatal (0 a 28 días), mortalidad que está asociada a las condiciones y características propias del embarazo y parto. En la Gráfica 35 , se puede apreciar que no existe una clara tendencia de la mortalidad neonatal, según el uso o la oportunidad en que tuvo el primer control prenatal, pero se puede evidenciar que la probabilidad de muerte neonatal es mucho mayor cuando los nacimientos son prematuros o cuando nacen con bajo peso. La mortalidad neonatal de las y los niños con bajo peso al nacer o para quienes las madres no lo especificaron, es 3 veces mayor que la estimada para quienes pesaron 2.5 Kgs. ó más y es casi 9 veces mayor entre las y los niños reportados como prematuros que la estimada para quienes nacieron de acuerdo a la edad esperada.

 

 

<< Antenor | Índice de contenido | Siguiente >>


Asociación Demográfica Salvadoreña (ADS)

25 Avenida Norte #583, edificio Pro-Familia, Apartado Postal 1338, San Salvador, El Salvador, C.A., 
Teléfonos (503) 244-8107, 244-8106, 244-8148. FAX: (503) 244-8179.
EMail :
info@fesal.org.sv