Fecundidad

Niveles y tendencias de la fecundidad

La tasa global de fecundidad (TGF) de las mujeres de 15 a 49 años de edad ha descendido alrededor del 53 por ciento en los últimos 25 años, pasando de 6.30 hijos(as) por mujer en el período 1973-1978 a 2.97 hijos(as) por mujer en el período 1997-2002. Entre FESAL-98 y FESAL-2002/03, la TGF bajó de 3.58 a 2.97 hijos(as) por mujer, descenso que fue más notorio en el área rural y en el grupo con 1 a 3 años de escolaridad (Gráfica 4 ). Con esta tendencia, la TGF de El Salvador se ha llegado a ubicar en el segundo lugar entre las más bajas de la región de Centro América, después de la TGF de Costa Rica estimada en 2.10 hijos(as) por mujer.

Aún con estos descensos, en El Salvador existen fuertes diferencias por área de residencia, nivel educativo o socioeconómico de las mujeres. De mantenerse invariables los niveles actuales de fecundidad, las mujeres del área rural tendrían en promedio casi 1.5 hijos(as) más que las mujeres del área urbana, y las mujeres sin educación formal o del nivel socioeconómico bajo tendrían en promedio 4.5 hijos(as), lo que resultaría ser más que el doble de lo estimado para las mujeres con 10 ó más años de escolaridad o del nivel socioeconómico alto. Atendiendo al departamento de residencia, la TGF se mueve de 2.39 hijos(as) por mujer en San Salvador a 4.15 en Cabañas. La Gráfica 5 muestra la estructura de la fecundidad por edad, según área de residencia y las Gráficas 6 y 7 los diferenciales antes señalados.

 

Determinantes de la fecundidad

En la encuesta FESAL-2002/03 se recolectó información sobre diversos factores determinantes de los niveles y tendencias de la fecundidad de un país o región, siendo entre otros: La nupcialidad, la exposición al riesgo de embarazo, la actividad sexual reciente, el intervalo entre los nacimientos, la amenorrea y la abstinencia sexual postparto.

Los resultados indican que alrededor del 57 por ciento de las mujeres de 15 a 49 años viven en unión conyugal, prevaleciendo entre ellas la unión consensual (30 por ciento). Con respecto a la exposición al riesgo de embarazo, se encontró que las edades medianas a la primera relación sexual (18.4 años) y al primer nacimiento (20.5 años) sólo han subido 1.1 años cada una en los últimos 25 años, pero la edad mediana a la primera unión ha subido 2.1 años (de 18.5 a 20.6 años), lo cual implica que la tasa de embarazos premaritales se ha incrementado. Los diferenciales de las edades medianas de estos tres acontecimientos, según nivel educativo, se presentan en la Gráfica 8 .

Es evidente que el nivel educativo de la mujer influye de forma determinante en la fecundidad. La edad mediana a la primera relación sexual entre las mujeres que tienen 10 ó más años de escolaridad es 5.1 años mayor que entre quienes no tienen educación formal, 6.5 años para la primera unión marital y 5.8 años para el primer nacimiento.

El 57 por ciento de los hombres de 15 a 59 años de edad vive en unión conyugal, pero aunque la mediana a la primera relación sexual (16 años) es aproximadamente un año y medio antes que entre las mujeres de 15 a 49 años, la edad mediana a la primera unión es 2 años después y la del primer nacimiento es casi 4 años después que para las mujeres. Entre los hombres también se encontró que el nivel educativo no influye en la edad mediana a la primera relación sexual, pero sí en los otros dos eventos. Los hombres con 13 ó más años de escolaridad esperan alrededor de 5 años y medio más para su primera unión y 4 años más para engendrar el(la) primer(a) hijo(a) que su contraparte sin educación formal.

La protección contra el riesgo de un embarazo inmediato al parto, depende en parte de la práctica de la lactancia, que si es frecuente e intensiva, puede prolongar la duración del período de amenorrea. La protección también se puede prolongar mediante la abstinencia sexual postparto. Ambas, la amenorrea y la abstinencia sexual postparto, constituyen el tiempo postparto no susceptible al embarazo.

Los resultados de FESAL-2002/03 demuestran que la duración de la amenorrea postparto depende principalmente de la duración de la lactancia materna. Uno de los principales diferenciales encontrados entre estos determinantes de la fecundidad, es que las mujeres que ya tienen 3 ó más hijos(as) cuando nace el(la) último(a), tienen en promedio 4 meses y medio más de tiempo postparto no susceptible al embarazo, que las mujeres que han tenido sólo un(a) hijo(a).

 

Preferencias reproductivas

Atendiendo a los resultados de la encuesta con mujeres, el 58 por ciento de los nacimientos en los últimos 5 años fue planeado, el 18 por ciento fue deseado pero no planeado (no previsto) y un 24 por ciento no deseado. Los mayores porcentajes de hijos(as) no deseados(as) se encuentran en los siguientes grupos de mujeres: Las solteras o las que ya tenían 6 ó más hijos/as (45 por ciento), las de 30 a 49 años, o entre las que no tienen educación formal (32 por ciento). Estos hallazgos son consistentes con los que se encuentran al desglosar la fecundidad observada en deseada y no deseada, ya que la TGF deseada para los últimos 5 años es de 2.20 hijos(as) por mujer, la cual resulta ser el 26 por ciento menor que la TGF observada (2.97 hijos/as por mujer). La TGF deseada expresa el nivel de fecundidad que teóricamente resultaría si todos los nacimientos no deseados se hubieran evitado.

En la Gráfica 9 se puede apreciar que la TGF no deseada es casi el doble en el área rural con respecto a la urbana y entre las mujeres sin educación formal es casi el triple con respecto a la no deseada entre las mujeres con 10 ó más años de escolaridad. En cuanto al nivel socioeconómico, llama la atención que la TGF observada (deseada y no deseada) del nivel socioeconómico alto (1.87 hijos/as), es menor que el valor de la TGF necesaria para reemplazar la población (2.1 hijos/as por mujer).

También es importante considerar que al momento de la entrevista el 80 por ciento de las mujeres casadas/unidas de 15 a 49 años de edad no deseaban tener un embarazo, ya que el 25 por ciento quería posponerlos y el 55 por ciento limitarlos. El porcentaje de mujeres que ya no desea tener más embarazos aumenta con la edad, pasando del 9 por ciento en el grupo de 15 a 19 años al 82 por ciento en el grupo de 40 a 44 años.

 

 

 

 

<< Antenor | Índice de contenido | Siguiente >>


Asociación Demográfica Salvadoreña (ADS)

25 Avenida Norte #583, edificio Pro-Familia, Apartado Postal 1338, San Salvador, El Salvador, C.A., 
Teléfonos (503) 244-8107, 244-8106, 244-8148. FAX: (503) 244-8179.
EMail :
info@fesal.org.sv